Cómo proteger al Jaguar es fundamental para cuidar la Amazonía

Posted in

Amazon Conservation Team (ACT), junto con la Universidad del Amazonía, continúan en su proyecto “Vive y convive”, en el que buscan defender a los animales carnívoros en el Caquetá.

El proceso de cuidar el jaguar va de la mano con el apoyo de comunidades locales. ©Amazon Conservation Team.
  • En la actualidad el departamento de Caquetá tiene la mayor tasa de deforestación de la Amazonía colombiana.
  • El jaguar (Panthera onca) y el puma (Puma concolor) protagonizaron el 87 por ciento de los casos de los eventos de ataque, depredación y cacería en esta zona por parte de las comunidades.
  • Se busca vincular a las comunidades campesinas del Caquetá en la defensa, no sólo del jaguar, sino de cientos de especies que habitan este departamento, que es la puerta a la Amazonía colombiana.

El jaguar hace parte de la identidad cultural y ambiental del sur de Colombia. Este animal, dice el pueblo inga, representa un sabio. Es un maestro de la naturaleza sagrado para la comunidad. Pero, en algunas zonas del Caquetá el jaguar es considerado una amenaza por las comunidades. Un riesgo para sus cultivos, sus animales y sus familias.

Como el jaguar, decenas de ‘carnívoros’, como se les conoce en el entorno científico, corren este mismo riesgo todos los días. Para cientos de campesinos entre ellos y los carnívoros hay una disputa, un conflicto, que debe resolverse con el uso de la fuerza. A la fecha el 87 por ciento de los ataques, cacería y depredación por las comunidades han sido protagonizados por el jaguar (Panthera onca) y el puma (Puma concolor).

La inciativa adelantada por Amazon Conservation Team, en conjunto con la Universidad de la Amazonía, permite conocer los ecosistemas donde se encuentran los carnívoros, como este jaguar visto en el el Parque Nacional Alto Fragua Indi Wasi, con cámara trampa // Crédito: Amazon Conservation Team, The Nature Conservancy (TNC), Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt (IAvH), y la Universidad de la Amazonía.

Estos animales, con los que por generaciones el hombre había convivido en armonía, corren peligro, al igual que los ecosistemas donde habitan. Por este motivo Amazon Conservation Team y la Universidad de la Amazonía diseñaron el proyecto Vive y convive: material divulgativo y de trabajo en campo para incentivar la convivencia humano-carnívoro en el corredor Fragua-Churumbelos.

“Tenemos que pasar de la palabra conflicto a la palabra convivencia y eso sólo lo logramos explicándoles a las comunidades sobre la importancia del jaguar y de los carnívoros como especies en su territorio”

Juliette Pauline Chaux, profesional de ACT – NorOeste Amazonas encargada de monitorear este proyecto

El objetivo es ir a las comunidades y sensibilizarlas. Es entender lo que hay en el territorio, por qué habitan los carnívoros allí, cómo es su migración, qué otros mamíferos se pueden encontrar y qué animales de importancia ecológica conviven en la zona.

“En el departamento del Caquetá los carnívoros juegan un papel muy importante desde lo ecológico. Se encargan del control de pequeños y medianos roedores, y de esa forma, mantienen el equilibrio del ecosistema. En la medida que conservemos a estas especies también protegemos a otras que conviven con ellos. Cuidarlos es proteger una diferente gama de ecosistemas, andino-amazónicos, que además están en proceso de desaparición en la región por la alta tasa de deforestación”, dice Javier García, profesor y coordinador del semillero de investigación en biodiversidad amazónica y agroecosistemas (SIBIAMA), de la Universidad de la Amazonía.

Sobre todo en un contexto como el de la zona, donde la historia del poblamiento amazónico ha establecido elementos de aislamiento cultural entre las comunidades locales y la dependencia a su entorno, esto ha generado un mayor nivel de antagonismo con el medio ambiente. Caquetá tiene la mayor tasa de deforestación de la Amazonía colombiana y una hostilidad notoria frente a los carnívoros por las pérdidas económicas que implica el conflicto con estos animales.

“Nos hemos dado cuenta que los picos de deforestación generalmente están condensados en los periodos de menos lluvia. Ese momento es cuando los campesinos aprovechan para hacer la tala de árboles para el establecimiento de ganadería extensiva -dice García-. Es después de estas deforestaciones que hemos visto un aumento de eventos de ataque con estos carnívoros al llegar a esas áreas que están deforestadas. La deforestación causa una pérdida del hábitat y con eso los carnívoros pierden sus presas naturales”.

El proyecto busca identificar otras especies en el corredor Fragua-Churumbelos a través de cámara trampa. Crédito: Amazon Conservation Team, The Nature Conservancy (TNC),Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt (IAvH), y la Universidad de la Amazonía.

El proyecto busca fortalecer las capacidades de reacción de las comunidades ante los carnívoros en el territorio, en búsqueda de que cuenten con más herramientas para manejar este conflicto y, sobre todo, prevenir posibles enfrentamientos con estos animales. Esto se hará a través de piezas informativas como videos, infografías y folletos que respondan a las necesidades de la zona.

“Hay que explicarle a las personas que los carnívoros son una especie sombrilla. Eso quiere decir que si el jaguar, por ejemplo, hace presencia en el territorio, hay muchas otras especies que coexisten allí -dice Chaux-. Es un animal muy importante, porque encontrarlo allí da cuenta de la calidad del ecosistema y de la presencia de cuerpos de agua en condiciones óptimas”. Es por este motivo que los carnívoros aparecen en zonas donde no es usual verlos. Al perder alimento o agua, en su hábitat, salen en búsqueda de lo que puedan encontrar, cambian su forma de moverse en el territorio.

En la actualidad, en la implementación del proyecto, ACT le ha brindado asistencia técnica y recursos a la Universidad de la Amazonía. “Desde hace cinco años hemos registrado todos los eventos de ataque, depredación y casería, a través de rastros y huellas, que nos han permitido entender el comportamiento de estos animales -explica García-. Pero tener herramientas tecnológicas nos permite analizar mejor cómo ha cambiado este comportamiento. La alianza con ACT nos permite evolucionar y crecer”. La organización donó equipos como 16 cámaras trampa, 20 memorias SD, un GPS Garmin, 50 pares de baterías AA y un disco duro externo.

“Entender la relación carnívoros-hombre, como una de iguales, requiere de un camino largo, que aún nos falta recorrer. Ahora que empezamos en estos procesos de sensibilización el proyecto empezará a materializarse con más fuerza y podremos avanzar a futuro. Este es un proceso muy importante porque nos tocó ponernos en los zapatos de la comunidad. Le dimos un enfoque científico, pero nos tocaba ponernos en el papel del lector. Darle un enfoque local, participativo, porque las comunidades son las que conocen su territorio, las que saben cómo es, qué es lo que hay. Nos articulamos a su conocimiento y ellos a los nuestros”, dice Chaux.

Este proyecto busca vincular a las comunidades campesinas del Caquetá en la defensa, no sólo de los carnívoros y del jaguar, sino de cientos de especies que habitan este departamento que es la puerta a la Amazonía colombiana. Un lugar cuyas historias, culturas y bosques protegemos.

“El convenio significa una posibilidad para los estudiantes de la región, que tienen una capacidad de investigación y divulgación, para las comunidades campesinas, para nuestro equipo y al fin al cabo para la defensa del medio ambiente—concluye Chaux—. Las capacidades técnicas que hay en las universidades necesitaban aliados como nosotros: hoy podemos soñar con la defensa de los carnívoros, del jaguar y su sabiduría, y de los bosques que habitan”.

Además del jaguar, otro de los ánimales que más ha sido objeto de cacería y depredación es el puma, especie que también se protege gracias al proyecto. “Desde hace cinco años hemos registrado todos los eventos de ataque, depredación y casería, a través de rastros y huellas, que nos han permitido entender el comportamiento de estos animales”, dice Javier García. Este video hace parte de esa iniciativa de defensa. Crédito: Amazon Conservation Team, The Nature Conservancy (TNC),Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt (IAvH), y la Universidad de la Amazonía..

journalist and audiovisual producer / communications professional at the Amazon Conservation Team.

Share this post

Bring awareness to our projects and mission by sharing this post with your friends.

Leave a Comment





This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.